Masueco - Cola de Caballo


Apropiada para senderistas     Apropiada para familias con niños    
Comunidad Autónoma: Castilla y León    Provincia: Salamanca
Zona: Arribes del Duero
Población: Masueco    Municipio: Masueco
Tipo de recorrido: Circular    Recorrido: 8 km    Desnivel: 245 m.    Tiempo: 2 horas
Dificultad: Baja      Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, otoño, invierno

 

Descripción de ruta:

Esta pequeña ruta semicircular nos lleva desde Masueco hasta la Cola de Caballo, una cascada formada por el arroyo de la Puente del Picón un poco antes de desembocar en el río Huces.




Acceso:

A Masueco llegaremos por la SA-314, dos kilómetros antes de Aldeadávila de la Ribera. La ruta comienza al lado de la iglesia, donde veremos claramente señalizada esta ruta junto a la otra más conocida que lleva hasta el Pozo de los Humos.




Recorrido:

Comenzamos la ruta saliendo del pueblo por la calle de las Eras. Nuestro camino, que en un principio coincide con la ruta del Pozo de los Humos, transcurre entre huertos y algunos frutales.
Al poco de salir del pueblo veremos a nuestra izquierda un abrevadero y a la derecha un camino que lleva al Pozo de los Humos, aunque nosotros seguiremos de frente.

La ruta continúa llaneando entre viñedos y cultivos con algunos olivos. Deberemos ignorar todos los caminos que salen a izquierda y derecha y seguir siempre de frente.

Llegaremos a una bifurcación con un olivo justo en medio. Tomaremos el camino de la izquierda y comenzaremos un descenso hasta cruzar por encima del arroyo de la Puente del Picón, el que más abajo forma la Cola de Caballo.

Después de cruzar el arroyo subiremos levemente para volver a bajar un poco hasta encontrarnos con otro camino que seguiremos hacia nuestra derecha. En este punto tenemos una vista del Duero, encajado en su cañón.

Abandonaremos este camino pocos metros más adelante, tomando un sendero que sale a nuestra derecha. Atravesaremos varios olivares por una senda apenas marcada y seguiremos bajando en zigzag hasta ver ante nosotros la cascada.

Luego seguiremos bajando un poco más hasta hallarnos a los pies del salto de agua, donde las paredes forman un abrigo rocoso.
Después de disfrutar de este bello y acogedor rincón, seguiremos la ruta pasando por detrás de la cortina de agua, para seguir el sendero por el otro lado del arroyo. 

Una senda sinuosa nos llevará ascendiendo progresivamente, de vuelta al mismo camino donde comenzamos la ruta. Durante este tramo podremos disfrutar en ocasiones de las vistas sobre el río Huces, que también baja encajonado hacia su encuentro con el Duero.
Una vez llegados al camino, sólo nos queda recorrer los escasos dos kilómetros que nos quedan para volver a Masueco.

 
www.wikirutas.es