Ruta del Pozo Airón


Apropiada para senderistas     Apropiada para familias con niños    
Comunidad Autónoma: Castilla y León    Provincia: Salamanca
Zona: Arribes del Duero
Población: Pereña de la Ribera    Municipio: Pereña de la Ribera
Tipo de recorrido: Ida y vuelta    Recorrido: 7 km    Desnivel: 254 m.    Tiempo: 2 horas
Dificultad: Baja      Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, otoño, invierno

 

Descripción de ruta:

Esta es una pequeña ruta que nos lleva desde Pereña hasta el Pozo Airón, una bella cascada con el atractivo adicional de que existe una pequeña cueva detrás de la cortina de agua a la que se puede acceder sin dificultades.

La ruta es muy corta y accesible para todos los públicos. Aún así, si necesitamos acortarla aún más, podemos acceder con el coche hasta un aparcamiento que se encuentra a mitad de camino.


Acceso:

Llegaremos a Pereña de la Ribera por la  carretera que comunica Villariño de los Aires con Masueco. Al entrar en el pueblo encontraremos indicadores que nos llevarán hasta el lugar donde empieza el camino.


Recorrido:

Una vez tomado el camino, ya no encontraremos más indicaciones del Pozo Airón, pero tampoco las necesitaremos porque no encontraremos bifurcaciones.


Una vez dejamos el coche a las afueras del pueblo, comenzamos la ruta por el conocido como camino de la Gargantina. A un lado y otro veremos amplios paisajes con viñedos y olivos.

Tras recorrer aproximadamente un kilómetro, el camino empieza a descender hacia la garganta del arroyo de los Cuernos. Unos quinientos metros más adelante, llegaremos a un aparcamiento.


A partir de este punto, seguiremos por un cómodo sendero paralelo al arroyo, que cada vez veremos más cerca de nosotros. En este tramo encontraremos una fuente a nuestra izquierda, al lado del sendero.


El arroyo de los Cuernos comienza a formar pequeños saltos de agua, un preludio de lo que veremos un poco más abajo. También podemos observar los restos de antiguos molinos, completamente derruidos.



A partir de aquí el sendero comienza un descenso más acusado, en forma de zigzag, hasta llegar al punto en que la cascada del pozo Airón aparece ante nuestros ojos. Al avanzar un poco más, vemos que no es una única cascada, sino que son dos seguidas.

Poco después llegaremos a un punto donde el sendero se bifurca. El de la izquierda es el que nos lleva hasta la base de la cascada. El que sigue de frente nos lleva hasta un estupendo mirador sobre los Arribes del Duero. Ambas cosas merecen la pena, así que sólo hemos de decidir qué queremos ver primero.


En la base de la cascada merece la pena adentrarnos en la pequeña cueva que se ha formado por detrás de la cascada. El acceso no es nada difícil, aunque hay que tener cuidado de no resbalar sobre las húmedas rocas.


Una vez que hayamos disfrutado de la belleza de este lugar, merece la pena tomar el otro desvío hacia el mirador sobre el Duero. 

El regreso se hace por el mismo camino.


 
www.wikirutas.es