Cueva del Monje


Apropiada para senderistas     Apropiada para familias con niños    
Comunidad Autónoma: Castilla y León    Provincia: Segovia
Zona: La Granja de San Ildefonso
Población: La Pradera de Navalhorno    Municipio: San Ildefonso
Tipo de recorrido: Circular    Recorrido: 8 km    Desnivel: 295 m.    Tiempo: 3 horas
Dificultad: Baja      Señalización: Sin Señalizar
Época recomendada: primavera, verano, otoño, invierno

 

Descripción de ruta:

La Cueva del Monje es una caprichosa formación geológica en la que la centenaria tradición excursionista ha situado la trágica leyenda del monje y el caballero templario. Cuando menos, cualquier senderista podrá disfrutar de la magia de su entorno y de los paisajes circundantes. El recorrido comienza en el Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM), en la población de la Pradera de Navalhorno. Aquí podemos recabar información general sobre los ecosistemas de la Sierra de Guadarrama.

Salimos del CENEAM por el camino que sale a su izquierda y que esta señalizado con las estacas pintadas del recorrido autoguiado. Atravesamos una portilla y seguimos de frente entre pinos y robles. Enseguida, junto a una afloramiento de rocas berroqueñas, encontramos la última estaca del itinerario. Continuamos hasta tomar una bifurcación a  la derecha y cruzar el arroyo de la Cueva del Monje. Seguimos andando hasta el siguiente cruce, giramos a la izquierda, evitando cruzar el puente sobre el arroyo de Peñalara. Seguidamente, pasamos sobre una cacera que lleva agua a los depósitos de la Pradera de Navalhorno y seguimos todo recto. El camino va ascendiendo y llega a la Fuente del Ratón, de agua fresca y musgosa, junto a la que hay una mesa donde parar para descansar y reponer las fuerzas. Cuando tengamos energía, continuamos caminando dentro del pinar y aunque el sendero se bifurca, ambos ramales coinciden más adelante. Un poco más adelante, finalizamos la subida y salimos a una pista asfaltada, que seguiremos a la izquierda. En un claro del pinar, junto a un vivero, se abre ante grandes bloques de granito la oquedad de la Cueva del Monje. Un enorme y viejo pino y cuatro guindos presiden el paisaje, enmarcado por la enorme mole de Peñalara. Volvemos a la pista y continuamos en la misma dirección que traíamos. Un sendero nos separa momentáneamente de ella para pasar junto a la Fuente del Milano (8). Al regresar de nuevo a la pista pasamos junto al claro de la Peña de las Tres Varas. La bajada continúa con buena pendiente y nos lleva al cruce del Vado de los Tres Maderos, donde tomamos a la izquierda, en dirección a La Pradera y Valsaín. Lo mismo hacemos en el cruce del Cargadero. Dejamos a nuestra derecha la Fuente del Nogal de Calabazas. Dos filas de imponentes fresnos escoltan nuestros pasos hasta llegar a la barrera por la que salimos de la superficie protegida y entramos en La Pradera de Navalhorno, pasando junto al Polígono de la Madera, el Centro de Montes y el Real Aserrío. 

 
www.wikirutas.es