De Río Malo de Abajo a Cavaloria

Apropiada para senderistas     Apropiada para ciclistas     Apropiada para familias con niños     Apropiada para corredores     Apropiada sólo para expertos en montaña    
Comunidad Autónoma: Castilla y León    Provincia: Salamanca
Zona: Las Batuecas - Sierra de Francia
Población: Río Malo de Abajo    Municipio: Sotoserrano
Tipo de recorrido: Ida y vuelta    Recorrido: 3 km    Desnivel: 200 m.    Tiempo: 1 horas
Dificultad: Baja      Señalización: Sin Señalizar
Época recomendada: primavera, otoño

 

Descripción de ruta:

La pequeña alquería salmantina de Cabaloria, tuvo su origen prerromano, aludiendo su nombre a las explotaciones de oro, de ahí las contracciones "caven" y "valoria". En el siglo XX llegaron a vivir entre 15 y 20 vecinos marchándose el tío Celedonio, el último en abandonarla, a finales de la década de los 70, debido a la construcción del pantano de Gabriel y Galán, aunque en ningún momento fue inundada por las aguas de este.

Aquellas alquería, con vida humana hace ya muchos años, yace hoy en ruinas de un pasado efímero, donde las paredes achicharradas por el sol canicular de julio sestean sus penumbras interiores, aseteadas de luz sus múltiples rendijas de pizarra y adobe debido al trabajo del tiempo. 
Nuestra ruta comienza al norte de Extremadura y en el este de la mancomunidad de las Hurdes, en el lugar denominado Río Malo de Abajo, un precioso pueblo cacereño, allí, poco antes del puente sobre el río Ladrillar, antiguamente Río Malo, tomaremos la carretera comarcal Ex-204, en el sentido que viene de Coria hacia el Sotoserrano y Salamanca. 
La mejor hora para realizar esta sencilla ruta es tras el amanecer, ya que podremos observar casi con seguridad a las ciervas con sus crías, así como otros mamíferos y aves del entorno. La carretera discurre entre pinares, bajo la protección del Santuario de la Peña de Francia. A unos 500 mts. atravesaremos el puente sobre el río Alagón, con sus aguas cristalinas donde los barbos y bogas nadan a placer. Frente a nosotros se alzan a pocos metros, allí en el monte las ruinas ocres y pardas como la tierra misma, de Cabaloria. 
Ahora, ni una luz que no sea del día, ni una persona, que no sea un caminante, pisan sus históricos senderos, rodeados de viejos olivos, pinares, jaras y encinas, donde un silencio tremendo, que nunca hace daño a los oídos sino que te relaja enormemente se abre paso, formando una alfombra de historia, paz y recuerdos.
Viene a ser como un sortilegio en el que el paseante queda prendido por la exuberante belleza de la montaña, las ruinas con su alfombra de historia, paz y recuerdos a pocos metros del río, sobre un maravilloso entorno.



 
www.wikirutas.es