las lanchas subida al pico de atalayon


Apropiada para senderistas    
Comunidad Autónoma: Castilla La Mancha    Provincia: Toledo
Zona: Montes de Toledo
Población: Las Hunfrias    Municipio: Robledo del Mazo
Tipo de recorrido: Circular    Recorrido: 16.7 km    Desnivel: 670 m.    Tiempo: 6 horas
Dificultad: Media      Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, otoño, invierno

 

Descripción de ruta:

Acceso: lo hacemos desde el municipio de Los Navalucillos , donde tomaremos  la carretera CM4155 que nos llevará a Robledo del Buey, para desde aquí seguir la carretera local TO 1089 que pasando por Navaltoril nos conduce a nuestro destino de Las Hunfrias. Pasado el núcleo urbano y cerca del cementerio hay un cartel indicativo de la Comunidad Autónoma explicativo de la reserva natural de Las Garganta de las Lanchas, aquí podemos dejar el coche he iniciar la ruta.

Descripción General: Esta ruta nos lleva por la Garganta de Las Lanchas con sus seis cascadas hasta el pico del Atalayón, con unas vista excepcionales de la zona de los Montes de Toledo. En el descenso hacemos un bello recorrido por la cuerda de la Sierra de Sevilleja para volver a nuestro punto de partida.

Descripción del Recorrido: el inicio de la ruta nosotros le hemos hecho desde el cartel explicativo situado en la salida del pueblo, donde tomamos una pista perfectamente definida que nos conduce al inicio de la reserva natural donde nos encontramos carteles explicando la flora y fauna de la misma. En este lugar nos encontramos la primera de las cascadas que nos impresiona nada mas verla, aquí podemos ver la planta autóctona de la zona Los Loros.  Siguiendo las señalizaciones y tras una breve subida podemos ver otras dos cascadas mas, tan espectaculares y bonitas como la primera. En la última y bajo un relleno natural se encuentra un libro de firmas que pusieron los padres de un chico de Robledo del Mazo que falleció. Hasta aquí es la ruta que hace la gente normalmente, pero nosotros vamos a seguir para disfrutar de este entorno tan desconocido y bello de los Montes de Toledo. A partir de aquí la ruta sigue en suave ascenso señalizada con mojones o los monolitos oficiales, vemos las otras cascadas con agua en época de lluvia. Alguna de estas cascadas merece la pena deshacer el camino rodearlas y disfrutarla en su máximo esplendor. En esta parte del recorrido podemos ver Una Carbonera que tan importante en la zona  fueron en el siglo pasado, también se ven plantas con flores, que no me acuerdo de su nombre, que son carnívoras. Al final de la última cascada nos encontramos con una fuerte subida a través de un cortafuego que nos conduce hasta un cruce de pistas forestales, nosotros tomamos la de la izquierda que nos lleva tras una pequeña subida al Atalayón con su vértice geodésico. Hacemos una parada para reponer fuerzas y disfrutar de las vistas tan espectaculares que nos ofrece. Repuestos, iniciamos el descenso hacia el cruce de las pistas anterior, para tomar la de la derecha que nos lleva a lo largo de la cuerda de la Sierra de Sevillejas deleitándonos con unas vista espectaculares de Cabañeros. A unos 5 kilómetros y tras una hora y media de andar, y a diez metros de dos cruces de pista, una lleva hasta Robledo del Mazo, iniciamos el descenso. Este punto impresiona ya que  se observa una fuerte pendiente de unos doscientos metros. Hemos de iniciar el descenso rodeando la pedriza que hay, y sin dejar de observar la pista que está al final. El recorrido se hace en zeta aprovechando el terreno, aquí nos encontraremos otras dos Carboneras, así como la planta autóctona Loro que se encuentra en la conexión del descenso con la pista. A partir de aquí seguimos hasta el inicio de la primera cascada y desde aquí hasta el final.    

Observaciones: no hay fuentes en el recorrido pero siempre se puede llenar una cantimplora con el agua de las cascadas.    

 
www.wikirutas.es