Senda de los montes de Soto (PR-S-86) y collado de Rumaceo


Apropiada para senderistas    
Comunidad Autónoma: Cantabria    Provincia: Cantabria
Zona: Campoo - Los Valles
Población: Soto    Municipio: Hermandad de Campoo de Suso
Tipo de recorrido: Circular    Recorrido: 15 km    Desnivel: 799 m.    Tiempo: 5 horas
Dificultad: Media      Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, verano, otoño

 

Descripción de ruta:


La ruta comienza desde el pueblo de Soto, concretamente desde la plaza de uno de sus barrios más altos (Sonsoto). Al salir de Soto pasaremos junto a una nave ganadera y continuaremos por la pista que se adentra en el monte, junto al río de Las Hachas, dejando dicha nave a la derecha. Tras pasar una cancilla o portilla subiremos hacia la izquierda en el siguiente cruce y posteriormente a la derecha para adentrarnos en el bosque de Bayantún, dominado en su parte más baja por hayas y en la más alta por robles albares. Aquí podremos ver uno de las mejores arandaneras de toda Cantabria, lo que no hace muchos años era un cantadero del urogallo. Siguiendo todo el rato la pista principal llegaremos a otra cancilla que está a la salida del bosque. Un poco más adelante llegaremos a una bifurcación donde iremos hacia la izquierda, ya que la pista de la derecha va hacia el puerto de Palombera. Subiendo llegaremos hasta la cabaña de Laguíos. Al poco de pasar dicha cabaña alcanzamos otra bifurcación donde iremos hacia la izquierda por donde subiéremos ligeramente siguiendo la pista en vez de adentrarnos en el pinar como hace la pista de la derecha. Por esta pista cruzaremos nuevamente una rustica portilla y llegaremos a otra bifurcación, si subimos a hacia la derecha llegaremos hasta el collado de Rumaceo, que tiene unas vistas espectaculares y no está muy lejos.


Bajando hacia la izquierda (por donde continua la ruta) descenderemos hasta la cuenca de Proaño, donde hay un refugio. Desde aquí lo único que hay que hacer es seguir la pista hasta encontrar un punto que pasando una cancilla a mano izquierda, abandonaremos la pista y entramos a una antigua pista que muchas veces desaparece, realizando parte del recorrido por pastizales, donde hay que estar pendientes de la señalización, pues el camino no está muy marcado. Hay que tener cuidado de no tomar la pista que lleva a Ormas, pues es fácil despistarse al verla bien marcada. Al final del pastizal, atravesaremos la última cancilla y continuaremos por la pista hasta Soto.


 
www.wikirutas.es