Acantilados de Barbate


Apropiada para senderistas     Apropiada para ciclistas     Apropiada para familias con niños     Apropiada para corredores    
Comunidad Autónoma: Andalucía    Provincia: Cádiz
Zona: La Breña y Marismas de Barbate
Población: Barbate    Municipio: Barbate
Tipo de recorrido: Ida y vuelta    Recorrido: 12 km    Desnivel: 180 m.    Tiempo: 3 horas
Dificultad: Baja      Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, verano, otoño, invierno

 

Descripción de ruta:

Esta ruta nos lleva desde la playa de Yerbabuena (Barbate) hasta la de Caños de Meca, atravesando los pinares del parque natural de la Breña y Marismas de Barbate. Por el camino tenemos la ocasión de asomarnos a los acantilados de más de 100 metros sobre el nivel del mar, justo en las inmediaciones de la Torre del Tajo.

El suelo por el que caminamos es arenoso, ya que originalmente fueron dunas que posteriormente se elevaron sobre el nivel del mar por procesos geológicos, que dieron lugar a los acantilados.
El bosque de pinos piñoneros que encontramos en este parque natural fue plantado a principios del siglo XX por los vecinos de la comarca, con el fin de poner freno al avance de las tierras arenosas y secas.
Además de los pinos piñoneros, también podemos ver una de las mejores masas de enebros marítimos que queda en el litoral gaditano.
Numerosas aves utilizan el acantilado para anidar, por lo que no es extraño que nos encontremos con diversas grajillas, gaviotas, palomas y halcones peregrinos.
 
 
Acceso:
Desde Barbate cogemos la carretera que lleva hacia Caños de Meca. Pasaremos junto al puerto y después junto a la playa. Aproximadamente un kilómetro después veremos a la izquierda un aparcamiento señalizado con el comienzo del sendero.
 
 
Descripción del recorrido:
Se trata de una senda con diversos firmes: a veces arenosa, a veces más compacta y a veces un poco pedregosa, pero en general resulta fácil de andar, resultando adecuada incluso para realizar en bicicleta.
El camino discurre principalmente por el pinar, a unos cien metros del acantilado, por lo que será recomendable que nos desviemos por diversos senderos que encontraremos por el camino, y que nos acercarán a los múltiples miradores naturales sobre el mar.
Uno de los principales miradores lo encontraremos al lado de la Torre del Tajo, utilizada entre los siglos XVI y XVIII para vigilar el horizonte marino. Desde aquí, en los días claros se puede ver la costa marroquí.
Según nos vamos acercando al final de la ruta, el sendero comienza a descender, mientras Caños de Meca va apareciendo al fondo y se divisa a lo lejos el mítico faro de Trafalgar.

 
www.wikirutas.es