circular al yelmo


Apropiada para senderistas    
Comunidad Autónoma: Madrid    Provincia: Madrid
Zona: La Pedriza
Población: Manzanares el Real    Municipio: Manzanares el Real
Tipo de recorrido: Circular    Recorrido: 10 km    Desnivel: 700 m.    Tiempo: 5 horas
Dificultad: Alta      Señalización: Sin Señalizar
Época recomendada: primavera, verano, otoño, invierno

 

Descripción de ruta:

Esta ruta nos ofrece un recorrido circular por algunos de los parajes emblemáticos de la Pedriza: Saliendo desde Canto Cochino comenzaremos ascendiendo por "La Autopista", siguiendo el arroyo de la Majadilla. Luego giraremos hacia el Refugio Giner de los Ríos para subir hasta el Collado de la Dehesilla. Seguidamente nos adentraremos por las zonas más rocosas de la Pedriza para bordear la peña del Yelmo por su lado Sureste (pradera del Yelmo). Finalmente descenderemos hasta el Collado de la Pedriza para terminar con un empinado descenso hasta llegar de nuevo a Canto Cochino.


ACCESO:
Desde Manzanares el Real, tomando la salida hacia Cerceda, tomamos un desvío hacia la derecha que indica "La Pedriza". Unos cuatro kilómetros más adelante llegaremos al aparcamiento de Canto Cochino.
Es importante madrugar porque el aparcamiento suele llenarse los fines de semana, y no se permite el acceso a más vehículos. En este caso tendríamos que comenzar la ruta en el aparcamiento del Tranco, lo cual alargaría un poco la ruta.


RECORRIDO:
Comenzamos la ruta en el aparcamiento de Canto Cochino, cruzando el puente de madera sobre el río Manzanares. Nada más cruzarlo giramos a la izquierda por un camino empedrado que bordea "Los Barracones" y llegamos a una bifurcación. Aquí tomaremos el camino que sigue de frente, señalizado como "La Autopista" y que coincide con el PR2.
      
Puente sobre el Manzanares                          Sendero de la Autopista

Durante casi dos kilómetros seguiremos este sendero, caminando cómodamente entre pinares, hasta ver una señal que indica a nuestra derecha "Refugio Giner de los Ríos". Tomaremos esa dirección, cruzando un puente de madera sobre el arroyo de la Majadilla, e iniciaremos un ligero ascenso hasta llegar a la fuente de Pedro Acuña y el Refugio.
     
Puente sobre el arroyo Majadilla                    Refugio Giner de los Ríos

Desde el refugio tomaremos un sendero que sale hacia nuestra izquierda. A partir de este punto el camino empieza a resultar más confuso. En general caminaremos por el fondo del valle con el arroyo de la Dehesilla a nuestra izquierda. Pasaremos al lado del Tolmo, un impresionante bloque en medio del prado.
     
El sendero se vuelve más pedregoso             El Tolmo

Seguiremos ascendiendo siempre con el arroyo a nuestra izquierda, por un sendero con algunos hitos de piedra y algunas marcas de PR y GR, hasta llegar al collado de la Dehesilla, un lugar muy agradable para hacer una parada y observar las caprichosas formas rocosas que nos rodean.
     
Collado de la Dehesilla

Desde el collado seguiremos la ruta por una senda que sale en dirección sureste (de frente a la derecha según llegamos al collado). Al principio va ascendiendo ligeramente pero poco a poco la pendiente se va haciendo más intensa y escabrosa, habiendo tramos en los que hay que ayudarse con las manos. En este tramo tenemos que superar unos ciento cincuenta metros de desnivel.
     
Continuación desde el collado                        Hay tramos que hay que trepar por las rocas

Una vez superado este tramo de pendiente el sendero se vuelve mucho más llano y más cómodo de andar, pero tenemos que ir atentos para no tomar el sendero equivocado. Si no lo conocemos es muy recomendable ayudarse con el GPS, ya que las marcas aquí no ayudan mucho y podrían desviarnos por el GR1, que nos alejaría del Yelmo.

Si hemos elegido bien el sendero llegaremos a la pradera del Yelmo, bajo la falda de esta impresionante mole rocosa, normalmente llena de escaladores. Esta pradera es otro lugar donde seguramente nos apetecerá parar a hacer otro descanso y disfrutar del entorno.
     
Pradera del Yelmo                                         El Yelmo

Una vez que dejemos atrás la pradera el sendero comienza a descender, volviéndose progresivamente más pedregoso y empinado. Algunas marcas de PR y algunos hitos nos ayudarán a seguir el camino correcto. Tras superar unos doscientos metros de desnivel llegaremos al Collado de la Pedriza, otra pradera rodeada de singulares formas rocosas.
Al llegar a la pradera giraremos hacia nuestra derecha, y encontraremos dos senderos bien marcados. Para volver a Canto Cochino debemos tomar el de más a la derecha, porque el de la izquierda se dirige hacia el aparcamiento del Tranco.
     
Collado de la Pedriza                                      Tomaremos el sendero de la derecha

A partir de aquí nos espera un prolongado y otra vez pedregoso descenso de unos doscientos metros de desnivel hasta llegar al aparcamiento de Canto Cochino. Este tramo iremos siguiendo las marcas blancas y rojas de GR.



RECOMENDACIONES:
Si no conocemos la zona, es muy recomendable llevar GPS y track de la ruta.
Es importante realizar la ruta con buen tiempo. Hay tramos en los que casi tendremos que trepar por la roca. Mientras esté seca no supone ningún problema (se agarra como papel de lija), pero podría ser muy diferente si nos pilla la lluvia, la nieve o el hielo.

 
www.wikirutas.es